lunes, 16 de junio de 2014

The Children Are Coming (Final 4ª temporada de GoT)



Antes de todo, y para que luego no se me enfade nadie, quiero poner una "peasu" SPOILER ALERT! para advertir a todos aquellos que no hayan visto el season finale de la cuarta temporada que no sigan leyendo. La verdad es que la temporada prometía y ha estado al nivel. Hemos tenido de todo:

1) Una boda y un funeral: Este año no hemos asistido a una Boda Roja, pero hemos sido gratamente invitados a una Boda Púrpura, mucho más satisfactoria por otro lado... El convite empezó mal, pero tuvo un magnífico final de fiesta. Esta vez el sádico de George R.R. Martin decidió no cargarse a otro Stark, que bastante tienen con lo que tienen, y nos ha dado un gran regalo de bodas matando al más cabroncete entre los cabroncetes: Joffrey Lannister. Quizás nos hubiera gustado verle sufrir más, no sé... verlo echar espuma por la boca durante más tiempo, o más convulsiones, no sé... igual sí que la muerte por envenenamiento se queda algo corta con todas las aberraciones que este personajillo malnacido ha hecho pasar a otros personajes como a Sansa (que la pobre no sé como aguanta...).


2) Un plan sencillo: Cuando todos los dedos señalan a Tyrion o a Sansa como culpables de la muerte de Joffrey, descubrimos que quien realmente se encuentra tras el asesinato del hijito pródigo, a la vez que bastardo e incestuoso, de Cersei y Jamie es realmente Meñique, un verdadero manipulador y conspirador que desde la sombra está acercándose más que nadie en esta serie al preciado trono de hierro. Meñique salva/secuestra a Sansa durante el momento de conmoción que causa la muerte de Joffrey y se la lleva inmediatamente a casa de su tía Lysa (aquella hermana algo chiflada y "mu" fea de Catelyn Stark, viuda de Jon Arryn, quien fuera la Mano del Rey Robert Baratheon, un cargo que a su muerte recayó sobre el también fallecido Ned Stark). Allí Lysa hace una inquietante revelación a los espectadores cuando le dice a Meñique "¿Qué esposa haría las cosas que yo he hecho por ti? (...) Cuando me diste esas gotas y me dijiste que las vertiera en el vino de Jon. El Vino de mi marido. Y luego me dijiste que le escribiriera una carta a Cat diciéndole que habían sido los Lannister... " WOW!!!! Pero las cosas no acaban aquí... Pronto la loca de Lysa comienza a sentir celos de la relación entre Sansa y Meñique, pensando que éste la desea a ella, y Meñique, que no se anda con chiquitas, acaba lanzándola por la Puerta de la Luna, ese agujero sin fondo que se encuentra en el castillo de Nido de Águilas. Ya os digo yo que a Meñique no hay quien lo pare...



3) The White Walking Dead: Poco a poco, temporada tras temporada, vamos descubriendo más cosas de los Caminantes Blancos (White Walkers). En esta temporada hemos descubierto algo más sobre su interés por robar niños, aunque no sepamos realmente cuál es, sabemos que no los quieren para matarlos. La imagen de un caminante blanco sosteniendo un bebé como si fuera su hijo resultó altamente escalofriante.



4) El discurso del rey (de los enanos): Tyrion fue rápidamente tomado preso como principal sospechoso de la muerte de Joffrey. Cersei le tiene unas ganas locas... Nunca lo ha soportado, es una mancha para la familia y ahora tiene la excusa perfecta para deshacerse de él. Pero obviamente hay que celebrar un juicio para declararle inocente o culpable de los cargos de asesinato y conspiración que se le imputan. En este juicio tienen lugar dos momentos increíbles. El primero, la cruel traición de Shae (esa prostituta con un acento de no-sé-dónde, de la que Tyrion está profundamente enamorado) que, sorprendentemente y sin que sepamos el motivo, declara contra él. Y, el segundo, el peazo de speech que se pega Tyrion con dardos envenenados hacia su querido padre (Tywin) y su estimada hermana (Cersei). "Padre, quiero confesar. Yo os salvé. Salvé a esta ciudad. Todas sus vidas sin valor. Debería haber dejado que Stannis matara a todos. , padre. Soy culpable. Culpable. ¿Es eso lo que queréis oír? Soy culpable de un crimen mucho más monstruoso. Soy culpable de ser un enano. He estado en juicio por ello toda mi vida. Yo no maté a Joffrey, pero me hubiera gustado haberlo hecho! (a Cersei) Ver a tu vicioso bastardo morir me dio mayor alivio que mil putas mentirosas! Me gustaría ser el monstruo que creéis que soy! Me gustaría tener suficiente veneno para todos vosotros! Daría con gusto mi vida por ver cómo todos os lo tragáis!".


5) Ojo por Ojo: En esta temporada se nos presentó a un nuevo personaje que pronto se ganó nuestra simpatía. Estoy hablando de Oberyn Martell (AKA la Víbora Roja), un libertino sexual, de gran ingenio y lengua viperina. Durante el juicio, Oberyn se ofrece a luchar a muerte contra Montaña en un juicio por combate en nombre de Tyrion, dado que se ha acordado que si es capaz de ganar el duelo, será absuelto de la acusación de asesinato. Aunque Oberyn consigue clavarle una lanza con la punta envenenada a Montaña, éste con su último aliento de fuerza mata a Oberyn con una muerte cruel y dolorosa.


6) Cómo entrenar a un dragón: A esta Khaleesi sus mascotas se le están yendo de las manos... tendrá que aprender a amaestrar a sus dragoncitos, que ya no son dóciles cachorritos, sinó que son verdaderas máquinas de matar, que se cargan rebaños de ovejas enteros e incluso a inocentes pastorcillos y pastorcillas... Y a parte de este pequeño detalle, puede comprarse un mapa o una brújula o un GPS esta mujer, por favor..., que yo la veo algo perdida a la pobre...


7) El muro: Muchos son los seguidores de GoT que se quejaban de que todas las batallas de la serie tenían lugar fuera de campo, es decir que veíamos cómo se disponían para la batalla y en la escena siguiente los veíamos volver. Esto realmente en el libro es así en la mayoría de los casos y a los productores de la serie les viene muy bien, dado que no se tienen que gastar tanto dinero planificando costosas escenas de batalla. Pero en el episodio 4x09, justo el anterior al season finale, echaron la casa por la ventana, ofreciendo la mayor secuencia de lucha vista en GoT y me atrevería a decir que también en una serie de televisión (por el amor de Dios si hasta aparecieron mamuts y gigantes...). En esta batalla los Vigilantes de la Noche (con el cara plato de Jon Snow a la cabeza) se enfrentaron a un ataque contra los Salvajes (entre los que se encontraba Ygritte, aquella salvaje de pelos rojos que consiguió seducir a Jon y hacer que éste rompiera su voto de castidad robándole su flor..., además descubrimos que Jon no será muy expresivo, pero al menos es un crack haciendo el cunilingus). Pero bueno, la historia de estos Romeo y Julieta termina aquí, porque ella perece en el combate...


Así nos plantamos en el capitulazo que se emitió ayer noche, The Children. Un episodio donde prácticamente todos los personajes de la serie han tenido un momento más o menos importante. Un episodio donde ha habido acción, tensión, emociones a flor de piel y mucha muerte (4 personajes más o menos importantes se han reunido con Ned, Catelyn y Rob Stark).

Por un lado, tenemos a Jon Snow, justo depués de la batalla de Castle Rock del episodio anterior, que se encuentra con Stannis Baratheon, que viene con su ejército y con una invitada de honor Melisandre (más conocida como La Dama Roja, como seguidores de GoT ya sabemos que Rojo = Malo) que le echa una inquietante mirada a Jon; cuidado Jon que esta es mala, mala... Poco después vemos a Jon enterrando al amor de su vida, Ygritte.


Inmediatamente después, nos desplazamos a Desembarco del Rey, donde vemos a una Cersei desesperada por salvar a Montaña, que está con una pata en la tumba a causa del veneno que llevaba la punta de la lanza de Oberyn, pero parece que hay poco que hacer. Luego vemos a Cersei teniendo una seria conversación con su padre (la última...), donde le dice que no se casará con Loras, que se quedará en Desembarco del Rey cuidando de su hijo Tommen (el nuevo rey, tras la muerte de Joffrey) y también aprovecha para confesarle algo que todos (incluído el propio Tywin) sabíamos, pero que nunca habíamos escuchado por boca de la propia Cersei: que ama a Jamie y que tanto Joffrey como Tommen son hijos de esa relación incestuosa. Tras la tensa conversación con su padre, Cersei se dirije a la habitación de Jamie, le comenta lo que le ha dicho a su padre, y lo celebran con un apasionado beso.

Khaleesi, que lleva ya dos temporadas liberando esclavos para convertirlos en sus fieles soldados libres, se ve obligada a encadenar a sus dos dragones en las mazmorras de Meereen, porque sus dragoncetes están descontrolados churruscando ovejas e inocentes pastorcillas, y sí, he dicho dos dragones, porque el tercero (su ojito derecho, Drogon) está desaparecido en combate...


En algún lugar remoto del Norte, se encuentran Bran, Hodor y los hermanos Reed, que están en busca del Árbol de los Muertos, donde esperan encontrar al cuervo de los tres ojos, para que cure a Bran o para que le dé respuestas. Pero el camino hacia el árbol no es fácil porque son atacados por un numeroso grupo de esqueletos andantes que salen de debajo de la nieve por todas partes (impresionantes efectos especiales los de esta secuencia). Jojen Reed sacrifica su vida para salvar la de Bran (muerte número 1), tal como él mismo ya había presagiado en un sueño premonitorio que tuvo. Los otros tres consiguen huir gracias a un miembro del clan de los Niños del Bosque, una especie de mezcla entre elfos y nativos americanos, que son capaces de tirar bolas de fuego contra sus enemigos. Este Niño del Bosque les guía hasta el Árbol de la Muerte y allí por fin Bran se encuentra con el cuervo de los tres ojos, en esta ocasión en su estado original, con el cuerpo de un anciano. El anciano le dice que lo curará, a lo que Bran responde ¿Seré capaz de volver a andar?, y entonces el anciano hace una gran revelación cuando con rotundidad le responde !No, volarás!




Arya sigue su camino con el Perro, pero se cruzan con otros dos personajes, Brienne y Pod (recordemos que Brienne prometió a Catelyn antes de morir que protegería a sus dos hijas Sansa y Arya). Esta secuencia tiene dos puntos fuertes. Por un lado, está el hecho de ver cómo Arya se ve reflejada en la figura de Brienne (otra mujer que, en contra de los estándares, ha dedicido convertirse en guerrera). Y por otro lado, tiene lugar una acalorada pelea entre Brienne y Perro por la "custodia" de Arya y lo dan todo: patadas en las partes nobles, orejas arrancadas de un mordisco y muchos muchos puñetazos en la cara. Finalmente, es Brienne la que gana la pelea, pero se va sin Arya, porque ésta se ha escondido durante la pelea. Cuando Brienne ya se ha ido, Arya sale de su escondite y se dirije hacia Perro, que yace en el suelo muy malherido. Perro (derrotado por una mujer) le pide a Arya que lo mate, pero ésta le roba el dinero y lo deja allí abandonado y moribundo (¿muerte número 2?).


El plato fuerte está reservado para Tyrion, que está en su celda esperando el momento de ser ejecutado. Pero de pronto aparece Jamie y lo libera, lo guía por un pasadizo que le llevará a su liberación. Se despiden con un tierno y sincero abrazo. Pero antes de huir, Tyrion decide hacer una pequeña visita a la que era su habitación (la habitación de la Mano del Rey) y allí sobre la cama se encuentra a Shae desnuda, esperando a su nuevo amante (¡¡¡¡Tywin!!!!), si es que en el fondo esto es un culebrón a lo "Dinastía", donde han subsitituído la laca y las hombreras por las espadas y las armaduras. El dolor, la rabia y los celos de Tyrion ante la nueva traición de Shae son tales, que no puede controlar su ira y acaba estrangulándola... (muerte número 3). Tyrion mata con sus propias manos al gran amor de su vida, a la única mujer a la que verdaderamente ha amado.


Pero el mosqueo de Tyrion no termina aquí. Tyrion pilla un arco con flechas dispuesto a dar caza a su padre (ese padre que nunca le ha querido, ese padre que siempre le ha repudiado y que ahora además le ha traicionado acostándose con el gran amor de su vida). Tyrion se dirije al final de un pasillo, abre una puerta y allí se encuentra a Tywin sentado sobre un trono, pero no un trono forjado con las espadas de todos los reyes victoriosos, sino otro tipo de trono, concretamente un retrete. Sí, muy queridos seguidores de GoT, Tywin Lannister estaba plantando un pino... En ese insólito lugar, Tyrion y Tywin tienen su confrontación, Tywin llama "puta" a Shae, Tyrion le advierte que si vuelve a hacerlo, lo matará; pero nadie le dice a Tywin Lannister lo que debe hacer, ni siquiera cuando está cagando, y cuando vuelve a insultar a Shae, Tyrion dispara una flecha certera sobre el pecho del patriarca de los Lannister (muerte número 4), que muere de la manera aristocrática que se merece, sobre un trono forjado por su propia mierda... No se me ocurre manera más brillante para despedirnos de este molesto personaje.

Finalmente, Arya se dirije a un puerto cercano y allí le pide al capitán de una nave que la deje embarcarse en dirección a Braavos. En un primer momento, el capitán se niega a aceptarla, pero ella le muestra la moneda que el Hombre sin Rostro le regaló en la segunda temporada y luego le pronuncia la frase Valar Morghulis ("Todos los hombres deben morir" en Valirio) y éste la acepta inmediatamente. Y así nos embarcamos en un nuevo viaje hacia la quinta temporada que llegará en 2015, una larga espera después de esta fantástica cuarta temporada.

David


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada